Categorías
Introducción

Gordos

Gordos

Como  mencionaba en un articulo anterior, considero que los gordos somos gordos siempre, por muy delgados que estemos.

Tipos de gordos

Primero quiero diferenciar dos tipos de personas con sobrepeso.

  • Por un lado está la persona que siempre ha estado en un peso correcto, pero que con el paso del tiempo y los malos hábitos, por dejadez,  ha empezado a acumular unos kilos de más.
  • Por otro lado esta el gordo de verdad, el de toda la vida, el que desde pequeño le sobran kilos y que comiendo de una forma relativamente saludable no consigue perder peso.

Las personas con sobrepeso de este segundo grupo (en el que me encuentro yo), seremos gordos siempre, aunque estemos en nuestro peso ideal.  Tenemos tendencia a engordar. Para nosotros cobra especial importancia mantener unos hábitos alimenticios saludables, equilibrados y desarrollar alguna actividad física, simplemente para poder seguir como estamos.

Conozco a nutricionistas y entrenadores que tienen ideas opuestas. Es la mentalidad del delgado, del que opina que con «cerrar el pico» se soluciona el problema. Tienen una visión anticuada, con métodos que aun siendo útiles, no abordan el problema de base. Por suerte los científicos, que son los pioneros del conocimiento, empiezan a encontrar evidencias científicas que indican que puede que no todo sea tan sencillo.

No todo es sumar calorias

Durante años he mantenido que no todo se resume a las matemáticas, no todo es contar calorías. Todos conocemos a ese compañero de oficina, que desayuna un café con unas tostadas  con mantequilla y mermelada cada mañana, que después se toma un pincho de tortilla a medio día, que come de glovo cualquier guarreria, que ademas tiene una vida bastante sedentaria y que no engorda.

Si todo se resumiera en la aritmética esa persona sería una paradoja de la ciencia. Me choca que aun haya quién cree ciegamente en contar calorías como si se tratara de una realidad absoluta. En todos los campos científicos y sociológicos cada vez se tiene más a la individualización: a la personalización de tratamientos clínicos, de la educación, a la personalización del entrenamiento a cada individuo. Vamos de lo general a lo específico.

Más fauna que flora

Macrobiota intestinal
En el futuro oiremos hablar más de esto

El aparato digestivo es lo suficientemente complejo como para atreverse a afirmar rotundamente que tanto tu como yo, que somos completamente diferentes, vamos a absorber de la misma manera los nutrientes de una comida.

Los estudios más recientes ya indican que las matemáticas no deben ser el todo y que hay más factores que influyen en cómo asimilamos los nutrientes de las comidas. Seguramente en los próximos años veamos que la macrobiota tiene un papel bastante importante en este aspecto y consigamos grandes avances sí conseguimos aprender más sobre cómo nos afecta y lo más importante, cómo modificarla. Aunque este es un tema lo bastante extenso y complejo como para dedicarla no un post, sino un libro entero.

«Hay una historia de un borracho buscando bajo una farola la llave de su casa, que se le ha caído bastante más allá. Preguntado por qué no mira allí donde ase le ha caído, responde: «¡es que aquí tengo más luz!»

Abraham Kaplan

Es cierto que la el contar calorías funciona, porque aunque no sea la ecuación completa, nos da la suficiente «luz» (como la farola de Kaplan) para poder dirigir el camino por el que debemos ir, pero sin duda, no es el todo.

Soluciones diferentes para gordos diferentes.

Lo importante de esto es comprender que no todos somos iguales, hay personas que su cuerpo tiende a almacenar recursos y otras que no. Los que tienden a mantener un peso aceptable pese a llevar una alimentación y actividad física deficiente, puede que una temporada de excesos les haya cargado con unos kilos que con un poco de dieta y ejercicio se quitarán rápidamente y podrán volver a sus hábitos normales. Pero los que tendemos a engordar tenemos que entender que eso no va a cambiar (al menos con los avances que tenemos ahora), podemos hacer dietas y al volver a nuestros hábitos del día a día volverán los kilos.

Nosotros tenemos que modificar nuestros hábitos alimenticios y rutinas de actividad física para conseguir mantenernos con el cuerpo que deseamos. Esto puede parecer una faena, pero al menos es un buen aliciente para tomar una de las elecciones más importantes que puedes tomar en la vida, que es llevar una alimentación y una actividad física saludable, que te garantice que cuando seamos ancianos tendremos una calidad de vida buena y de forma autosuficiente.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

3 respuestas a «Gordos»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *